Un caso único: Bob Hayes

Bob-Hayes-100m-Tokyo-64

Robert Lee «Bob» Hayes, nacido en Jacksonville (Florida), fue un atleta americano, especialista en pruebas de velocidad, que destacó en los Juegos Olímpicos de Tokyo en 1964 al ganar dos medallas de oro, en los 100m lisos y en los 4x100m relevos.

Su físico imponente le convirtió en leyenda el día de la final de los 100m, celebrada el 15 de octubre, ganando el oro en un tiempo de 10,0, igualando el récord mundial y quedando por delante del cubano Enrique Figuerola (10,2) y el canadiense Harry Jerome (10,2).

Pocos días después, Hayes ganó la final de relevos (4×100), estableciendo un nuevo récord mundial en 39,0, con el equipo estadounidense, formado por Otis Drayton, Gerry Ashworth, Dick Stebbins y el propio Bob Hayes.

Después de los Juegos Olímpicos de Tokyo, el atleta fue fichado por el equipo de fúbol americano Dallas Cowboys, en el cual permaneció 10 temporadas, llegando a ganar el preciado anillo de la Superbowl en 1971.

El paso por la historia del deporte de Bob Hayes dejó huella, ya que sigue siendo a día de hoy, el único deportista que ha conseguido ganar una medalla olímpica y la Superbowl. Sin duda alguna, un caso único.

Ahora y como no podía ser de otro modo, toca hablar de las zapatillas que  acompañaron al atleta en los Juegos Olímpicos de Tokyo: unas fantásticas Adidas Tokyo 64, diseñadas para la velocidad, fabricadas en piel vuelta de canguro.Como ya hemos comentado en otras ocasiones, la piel de canguro es la más aconsejable para la práctica deportiva, y en la década de los 60 se convirtió en el material predominante para la fabricación de zapatillas de élite. Los clavos miden 18mm, su exagerada longitud en comparación con los actuales, se debe a que antiguamente las pistas de atletismo eran de ceniza, más blanda que el «tartán» utilizado actualmente, siendo necesario una mayor longitud de los clavos para poder traccionar correctamente. El peso de cada zapatilla era de 139g.

Las zapatillas que podemos observar en la imagen, al límite de sus capacidades, no soportaron la potencia del atleta, que casi las partió en dos. Éstas, concretamente, fueron las que llevó Hayes en la fase de clasificación, siendo exactamente el mismo modelo que utilizó en la final de los 100m lisos.

Bob-Hayes-Tokyo-64-Zapatillas

  Escrito por Cordons Negres   Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • Share on FacebookShare on TumblrTweet about this on TwitterPin on Pinterest