Stan Smith en la final de Wimbledon ’72

Adidas reedita las clásicas zapatillas Stan Smith,  icono de la firma y uno de sus modelos más vendidos de la historia, convertidas en icono del streetstyle en la década de los 80. Pero muchos os preguntaréis: ¿cuál fue el punto de inflexión que marcó el destino de estas «senzillas» zapatillas?

Un buen icono debe nacer de un éxito deportivo, no debemos olvidar que aunque hayamos adoptado el uso del calzado deportivo para nuestro día a día, la esencia de su existencia se debe a la práctica de una u otra disciplina deportiva. Y siendo una práctica usual en la mayoría de firmas, la asociación directa entre el deportista y sus zapatillas convierte las victorias del primero  en fama para las segundas.

Verano de 1972. El americano Stan Smith se enfrenta al rumano Ilie Nastase en  las pistas del  All England Lawn Tennis and Croquet Club de Wimbledon (Londres). Los dos tenistas se encontraban en la época dorada de su carrera, la final empezó a favor del rumano, que ganó el primer set 6-4. El buen juego de Smith le ayudó a  remontar la situación, ganando así el segundo y tercer set (6-3, 6-3), pero Nastase volvió a la carga y venció 6-4 en el cuarto set. La disputada final no se decidió hasta el quinto set, considerado el mejor, donde el americano logró imponerse con un 7-5.

La victoria en Wimbledon reafirmó el buen año de Stan Smith, que fue considerado nº1 del año 1972 por la prensa deportiva (por aquel entonces todavía no existía el ránking ATP). Stan Smith se convirtió en un icono del tenis de la década de los 70 y sus zapatillas blancas en un éxito de vendas.

En la imagen adjunta podéis apreciar las Adidas Stan Smith usadas en esa final. La firma germana trabajó junto al deportista para diseñar las zapatillas para el torneo. El material que se escogió para su fabricación fue una resistente piel de vacuno, tintada en blanco. La suela de goma con pequeños taquitos en la base permitían el agarre necesario para jugar sobre césped. El pequeño detalle verde en la parte superior del talón se convirtió en una indiscutible referencia para los usuarios de zapatillas de tenis, detalle que a día de hoy sigue siendo un símbolo para todos los sneakerheads del mundo.

Si Stan Smith no hubiera ganado en Wimbledon ’72, ¿las zapatillas que llevan su nombre serían lo que son a día de hoy? Nunca sabremos la respuesta, pero si algo está claro que aquella victoria marcó el futuro tanto del jugador como de sus zapatillas.

Adidas-Stan-Smith-Final-Wimbledon-1972

  Escrito por Cordons Negres   Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • Share on FacebookShare on TumblrTweet about this on TwitterPin on Pinterest