Puma_Star_Blueprint_Black_358813_02_358813_03_Sneaker_Politics_Hypebeast_1_1024x1024

Las Puma Star nacieron como zapatillas de tenis en la década de los 70, la belleza de su silueta es atemporal, pero sin embargo, parece que la única que gusta es la de las Adidas Stan Smith.

Seguramente las campañas de posicionamiento de Adidas han sido mucho más eficaces que las de Puma, cualquier hijo de vecino asocia el tenis de los 70 a las Stan Smith, en cambio las Puma Star son las grandes desconocidas por el gran público, e incluso en círculos más expertos, están totalmente infravaloradas. Quizás por esta razón, podemos encontrar muy buenas opciones a un precio asequible como la que os presentamos hoy.

La silueta de las Puma Star representa perfectamente la sencillez de línea de los diseños de los años 70, donde la utilización de piel en la mayor parte del upper seguía siendo requisito indispensable en la mayoría de zapatillas, lo cual obligaba a trabajar con estructuras ligeras y sin demasiada superposición de piezas, evitando de este modo un peso excesivo, así como una mala transpiración.

Pero los detalles que convierten esta versión de las Puma Star en interesantes son el uso de piel graneada, acabado siempre de mayor calidad que la piel lisa, y la suela tipo casco semitranslúcida, cosida al upper en la zona lateral y delantera. Este tipo de cosido era uno de los sellos distintivos de las zapatillas de tenis de la época.

En las imágenes os mostramos las Puma Star Select «Blue Print», la versión  en azul de una colección de varios colores, pudiéndose adquirir también en blanco o negro. Podréis encontrarlas en seleccionadas tiendas Puma o en la propia e-store de marca a un precio de 100€. Lamentablemente, en la e-store no se pueden adquirir todos los colores.

Puma_Star_Blueprint_Black_358813_02_358813_03_Sneaker_Politics_Hypebeast_6_1024x1024

Puma_Star_Blueprint_Black_358813_02_358813_03_Sneaker_Politics_Hypebeast_8_1024x1024

Puma_Star_Blueprint_Black_358813_02_358813_03_Sneaker_Politics_Hypebeast_13_1024x1024

  Escrito por Cordons Negres   Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados