Bob-Beamon-Mexico-68

Hay momentos que nos hacen comprender porque nos apasiona tanto el deporte y éste fue uno de ellos:

En los juegos olímpicos de Méjico ’68 el atleta especializado en salto de longitud, Bob Beamon superó el récord mundial establecido,superándolo en 55cm. El  salto del americano alcanzó los 8,90 metros de longitud.

Repito, 8,90 metros!

Los responsables de la prueba quedaron sorprendidos cuando las herramientas de medición que utilizaban no llegaban a la distancia establecida por el atleta. Nadie estaba preparado para una distancia como aquélla.

La mejor marca personal de Bob, nacido en Queens (New York) era de 8,33, establecida esa mismo año, marca dos centímetros por debajo del récord. Hay veces que suceden cosas extraordinarias, sin explicación lógica alguna, y el americano fue protagonista de una de ellas.

El récord se mantuvo durante 22 años hasta que Mike Powell alcanzó los 8,95m en los Mundiales de Tokyo en 1991.

Y yo me pregunto, que zapatillas acompañaron al atleta en esa jornada histórica?

Fueron unas preciosas Adidas de piel de canguro, modelo Weltrekord, hechas a medida del atleta y diseñadas expresamente para competir en los juegos de Méjico. No conozco la razón por la fascinación que me producen la simpleza y la elegancia de las zapatillas deportivas de los años 60, pero siento un absoluto respeto por los fabricantes de la época que a parte de innovar en los aspectos técnicos del calzado deportivo, nos dejaron un legado estético de gran importancia.

adidas-weltrekord-mejico-68

  Escrito por Cordons Negres   Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados